Zona de Expertos Alimentación Actividad física Crecimiento Recursos

¡Pon a prueba la
Calculadora!

Conoce los 5 consejos para una alimentación saludable para tus hijos.

Alimentarse en forma saludable significa comer una variedad de alimentos para que su hijo reciba los nutrientes como: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales) que necesita para un crecimiento normal. Si su hijo come una gran variedad de alimentos básicos en forma regular, estará bien nutrido

¿Cuánta comida es buena para su hijo?

Con bebés y niños pequeños, por lo general, puede dejar que ellos coman la cantidad adecuada en cada comida, siempre que usted solo les dé acceso a alimentos saludables.

Los bebés lloran para hacernos saber que tienen hambre. Cuando están llenos, dejan de comer. Las cosas se complican a los 2 o 3 años cuando los niños comienzan a preferir el sabor de ciertos alimentos, a rechazar el sabor de otros alimentos y a tener mucha variabilidad en cuánta hambre sienten.

Es posible que le preocupe ver que su hijo come muy poco durante una comida. Los niños tienden a comer la misma cantidad de calorías cada uno o dos días si se les permite decidir cuánto comer.

¿Cómo puede ayudar a su hijo a comer bien y a estar saludable?

  • A muchos padres les preocupa que su hijo esté comiendo en exceso, poco, o alimentos repetitivos. Una opción para solucionar estos problemas es ofrecer alternativas de alimentos nutritivos en las comidas y los refrigerios, racionar sus porciones y establecer horarios de comida. Recuerda que es importante que él defina cuánto comerá, no te alarmes si no termina lo que le sirves.

    Con el tiempo, su hijo aprenderá que le permitirán comer tanto o tan poco como quiera en cada comida y en cada refrigerio. Esto alentará a su hijo a continuar confiando en su medidor interno del hambre.

    Puede ayudar a apoyar los hábitos alimentarios saludables de su hijo de la siguiente manera:

    • Coman juntos en familia con la mayor frecuencia posible. Haga de las comidas en familia un momento agradable y positivo. Evite hacer comentarios acerca de la cantidad o del tipo de alimentos que su hijo come. La presión para comer en realidad reduce la aceptación de los niños de alimentos nuevos o diferentes.
    • Elija alimentos saludables para las comidas de su familia. Los niños notan las selecciones que usted hace y siguen su ejemplo.
    • Haga que las horas para comer sean bastante previsibles. Coma aproximadamente a la misma hora todos los días y siempre en la mesa, aun para refrigerios.
    • Tenga comidas con suficiente frecuencia, por ejemplo cada 3 horas para niños pequeños, para que su hijo no sienta mucha hambre.
    • Fuera de hablar y disfrutar el tiempo juntos, no haga nada más durante las comidas: sin televisión ni otras distracciones.

¿Qué causa los malos hábitos alimentarios?

En niños que por lo demás son sanos, pueden formarse malos hábitos alimentarios por varios motivos:

  • 1. Alternativas de alimentos disponibles - Si siempre hay golosinas y gaseosas disponibles, la mayoría de los niños elegirán esos alimentos, en lugar de un refrigerio más nutritivo. Pero prohibir estas opciones puede hacer que su hijo las quiera incluso más, puede incluir algunos alimentos menos nutritivos como parte de las comidas de su hijo para que aprenda a disfrutarlos junto con otros alimentos. No olvide mantener disponible una variedad de opciones de alimentos nutritivos y atractivos.

  • 2. La necesidad de una preferencia personal - Las luchas de poder entre un padre y un hijo pueden afectar la conducta alimentaria, si se presiona a los niños a comer un alimento determinado, es más probable que se nieguen a comer ese alimento, incluso si se trata de algo que suelen disfrutar. Ofrezca una variedad de alimentos nutritivos.

Si su hijo está sano y come una dieta nutritiva y variada, pero parece que come muy poco, es posible que simplemente necesite menos calorías que otros niños, así como algunos niños necesitan más calorías diarias que otros de la misma edad o tamaño, y comen más de lo que usted podría esperar. Todos los niños tienen diferentes necesidades calóricas.

¿Cuáles son los riesgos de una mala alimentación?

Un niño con malos hábitos alimentarios no estará bien nutrido, es decir, no está recibiendo las cantidades de nutrientes necesarias para un crecimiento y un desarrollo saludables.

izquierda anima-l

¡Es momento de recortar! Corta las partes del rostro y los alimentos

Recorta las partes del rostro y colócalas en el lugar que corresponden, luego coloca los alimentos que puede comer

Ver más
izquierda anima-l

Recorta el reloj: ¡Enséñale a ver la hora con este divertido reloj!

 Imprime esta hoja y recorta las agujas y el reloj para que pueda aprender cuáles son las horas de su día a día.

Ver más

Cookies

Esta página web utiliza Cookies propias y de terceros, para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación en su dispositivo. Si continúa navegando en esta página web, se entenderá la aceptación de la instalación de las mismas. Puede retirar su consentimiento cambiando la configuración de su navegador para borrar las cookies de su dispositivo, bloquear todas las cookies o recibir una advertencia antes de almacenar una cookie, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades en la navegación de la página web. Puede obtener más información o conocer como cambiar su configuración, en nuestra Política de Cookies.